Buscar Noticias

Todas las noticias

2010-01-20 | Chilenos en el Exterior

Renovación Nacional tiene pánico a la gente


“El temor de RN es infundado. Los chilenos que viven en Estados Unidos tenderían a votar por la derecha. Los de Argentina, en su mayoría, pertenecen a la Araucanía, un lugar que particularmente no es de izquierda, y su voto es similar al de sus parientes”.

Pepe Auth
Nación Domingo
Javier Rebolledo

Una carta dirigida a los chilenos residentes en el exterior redactó el secretario general del PPD, Pepe Auth, en la que explica la actitud de los diputados de RN, quienes, pese al compromiso de Sebastián Piñera de alinear a sus parlamentarios, se opusieron a legislar en el Congreso.

“Durante los cuatro años que viví en Estocolmo descubrí que, sin importar los años pasados, la gente que vive allá no ha perdido el cariño por su patria. Nunca vi a la gente vibrar tanto con los problemas de Chile, ni movilizarse tanto para la Teletón”, recuerda Auth.

–¿Cuál es el contenido de la carta que enviará a los residentes en Suecia?
–Les diré que seguiremos peleando y que requerimos de ellos para que se hagan mucho más presentes. Debieran usar su capacidad de presión para que se tome conciencia del error cometido por la derecha.

–¿Qué le parece que Piñera no haya ordenado a su bancada?
–Muy grave, porque durante su campaña presidencial viajó a Estocolmo y se reunió con una veintena de asociaciones residentes en Suecia. Él se comprometió a poner a RN detrás del establecimiento del derecho a voto en el exterior sin ningún requerimiento ni condición adicional. He hablado con algunas de las agrupaciones y la verdad es que la decepción es tremenda. No sabes lo importante que fue para los chilenos que Piñera viajara y decidiera establecer un compromiso que nadie se lo pidió. Con esto generó expectativas muy relevantes, ya que la gente sabía que se necesita la aprobación de la derecha. La señal que se ha dado es terrible.

–¿Qué sucedió en la Cámara que imposibilitó dar pie al proyecto?
–RN cada vez fue poniendo más escollos. Durante la discusión agregaron como requisito que los chilenos que quisieran votar debían haber visitado el país durante los últimos cinco años previos a la elección. Esto es discriminatorio, porque sólo viajan los que tienen dinero. Aun cuando la Concertación se allanó a esa exigencia, a última hora agregaron que no sólo tenían que venir a Chile, sino que, además, debían inscribirse acá.

–¿A qué atribuye los cambios de último momento?
–Creo que ocultan el pánico a la gente. Es el mismo miedo que les tienen a los jóvenes y, que temo, va a primar en la inscripción automática cuando votemos por el fin a la exclusión en la modificación al sistema binominal. Hablé con Piñera y Lavín y les dije “ustedes han perdido 19 elecciones con el padrón viejo. Lo peor que les puede pasar si el padrón se renueva es que pierdan por vigésima vez consecutiva”. Nosotros debiéramos ser los interesados en que el padrón no cambie, pero esto es algo que hace fuerte a la democracia.

–¿El temor de la derecha es únicamente electoral?
–Es que es infundado. Argentina y Estados Unidos concentran medio millón de residentes en el exterior, comparativamente las migraciones más grandes, y que son de carácter esencialmente económico. Los que viven en Estados Unidos tenderían a votar por la derecha. Los de Argentina, en su mayoría, pertenecen a la Araucanía, un lugar que particularmente no es de izquierda, y su voto es similar al de sus parientes. Después, vienen Canadá, Australia y Suecia, que tienen del orden de los 40 mil inmigrantes chilenos.

–Volviendo a Chile, ¿es partidario de flexibilizar la regla del 1% del superávit fiscal?
–Sí. La regla no puede ser convertida en un dogma. Se estableció en una coyuntura específica cuando Chile tenía que demostrar ciertas cosas ante los inversionistas en el mundo. La necesidad de mostrar estabilidad y austeridad ya es innecesaria. Los países estables se mueven entre un déficit y un superávit del 1% con toda tranquilidad.

SE NECESITA MATERIA PRIMA Y ACTITUD PARA CONSTRUIR UN PAIS COMO CHILE
•Lamentablemente pertenezco a un país donde la ley es siempre del "más vivo". Un país donde hacerse rico de la noche a la mañana es la virtud más apreciada que formar una familia a largo plazo basada en valores y respeto a los demás, donde el consumismo ha ido minando nuestros valores. Somos incapaces de mirar a nuestro alrededor, nos nutrimos y reflejamos en lo que hacen y dicen los demás y estamos acostumbrados a que el Estado tenga un rol paternalista.

•Pertenezco a un país donde, lamentablemente, los medios de comunicación jamás entregarán una información verdadera a la gente, por que a ellos solo le interesa el tiraje y el rating, porque el 90% de la prensa, radio y televisión esta en manos de empresarios y conglomerados extranjeros que les gusta ganar dinero a costa del empobrecimiento moral del pueblo a través de las noticias de la farándula criolla, los escándalos, y las noticias policiales, apoyando el escándalo y la difamación, manteniendo una lucha permanente contra todo aquel que valla contra su bolsillo,.

•Pertenezco a un país donde las "EMPRESAS DEL ESTADO Y LOS HOSPITALES, " son librerías o botiquines particulares de sus empleados deshonestos, que se llevan para su casa, como si tal cosa, hojas de papel, lapiceros, bolígrafos, lápices, marcadores, algodón, gasa, jeringas y todo lo que pueda hacer falta.

•Donde no hay interés por la ecología, donde las personas tiran basura en las calles y luego se reclama al gobierno por no dar mantenimiento al alcantarillado en vez de reclamarle al Alcalde.
•Pertenezco a un país donde la gente se siente triunfante cuando consigue colgarse del Cable de la luz ó arreglar el medidor del agua, donde utiliza su cerebro a la hora de llenar sus declaraciones para no pagar o pagar menos impuestos.

•Pertenezco a un país donde la impuntualidad es uno de los mejores hábitos. En donde los directivos de las empresas no generan capital humano. En donde la política se ha vuelto un negocio, donde la militancia no es tomada en cuenta solo se acude a ella en periodos electorales y los arribistas o vende patria se han posicionado de los partidos políticos distribuyéndose los cargos e inflando el globito de las autoridades haciéndoles creer que todo esta bien.

•Donde los empresarios del transporte solo piensan en generar riquezas a costa de la masa trabajadora y donde los choferes que estaban más preocupados de conseguir la mayor cantidad de palomitas y un sueldo indigno, que de tener imposiciones o un trabajo digno.

•Pertenezco a un país donde las licencias de conducir y los certificados médicos se pueden "comprar". Un país donde puede subir una persona de edad avanzada, o una mujer con un niño en brazos o algún minusválido, se hacen los dormidos para no dar el asiento.

•Donde no existe la cultura y no hay conciencia ni memoria política, histórica ni económica, lo que nos hace tener memoria corta.
•Donde las grandes empresas constructoras han arrasado con el patrimonio cultural del país y las hermosas construcciones que eran el futuro histórico de la patria día a día han ido desapareciendo sin ningún control.

•Donde nuestros congresistas -muchos de ellos- trabajan para servirse y no para servir, (cobrando como altos ejecutivos) para aprobar leyes que lo único que hacen es hundir al que no tiene, joder al que tiene poco y beneficiar sólo a unos cuantos.

•Donde la Religión ya no un bien espiritual sino un bien que se comercia en forma descarada y sin control, en donde se aprovecha de la buena fe de las personas.
•Un país donde su gente esta llena de faltas, pero que disfruta criticando a sus gobernantes. Mientras más le digo corrupto a Lagos, o critico a la Bachelet, mejor soy yo como persona, a pesar de que apenas ayer me colgué de la luz, no pague las contribuciones, evadí impuestos, etc. etc.

•Como "Materia Prima" de un país, tenemos muchas cosas buenas pero nos falta mucho para ser los hombres y mujeres que nuestro país necesita.
•Esos defectos, esa "filosofía de ser vivos" congénita, esa deshonestidad a pequeña escala que después crece y evoluciona hasta convertirse en casos de escándalo, esa falta de calidad humana, y ese afán de ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio, es lo que nos tiene real y francamente mal.

•Porque, aunque Bachelet renunciara hoy mismo, el próximo presidente que la suceda tendrá que seguir trabajando con la misma materia prima defectuosa que, como pueblo, somos nosotros mismos.
•Y no podrá hacer nada, No tengo ninguna garantía de que alguien lo pueda hacer mejor, pero mientras nadie señale un camino destinado a erradicar primero los vicios que tenemos como pueblo, nadie servirá.

•Ni sirvió Aylwin, ni Frei, no sirvió Lagos, y ni sirve Bachelet, ni servirá el que venga. ¿O qué?, ¿Es qué necesitamos traer a un dictador, para que nos haga cumplir la ley con la fuerza y por medio del terror?
Detengámonos a ver el ejemplo de países como Australia y Nueva Zelanda que hasta hace poco más de 150 años eran desconocidos y hoy son países desarrollados y ricos.

•Cómo Japón, que tiene un territorio muy pequeño y montañoso que no sirve para la agricultura ni la ganadería y sin embargo es la segunda potencia económica mundial.
•Su territorio es como una gran fábrica flotante que importa materia prima de todo el mundo, la procesa y el producto resultante es exportado también a todo el mundo acumulando riqueza.
Tenemos el caso de Suiza, sin océanos, que tiene una de las mayores flotas náuticas del mundo.

Que no tiene cacao, pero sí el mejor chocolate del mundo.
Que en sus pocos kilómetros cuadrados cría ovejas y cultiva el suelo solo cuatro meses al año ya que en los restantes es invierno.
Que tiene los productos lácteos de mejor calidad de toda Europa.
Al igual que Japón no tiene productos naturales pero da y exporta servicios con calidad muy difícil de superar. Otro país pequeño cuya seguridad, orden y trabajo, lo convirtieron en la "caja fuerte" del mundo.

•Por eso estoy empezando a sospechar que el problema no está en como es el gobierno de Michelle Bachelet o los anteriores gobiernos. El problema está en nosotros. Nosotros como PUEBLO. Nosotros como materia prima del país.

Entonces... ¿qué hace la diferencia?
LA ACTITUD DE LAS PERSONAS HACE LA DIFERENCIA.
Al estudiar la conducta de las personas en los países ricos se descubre que la mayor parte de la población cumple las siguientes reglas (cuyo orden puede ser discutido):

1• Lo ético como principio básico.
2• El orden y la limpieza.
3• La integridad.
4• La puntualidad.
5• La responsabilidad.
6• El deseo de superación.
7• El respeto a las leyes y los reglamentos.
8• El respeto por el derecho de los demás.
9• Su amor al trabajo.
10• Su esfuerzo por la economía, el ahorro, y gastar de acuerdo a sus necesidades.

Necesitamos hacer más leyes?, No sería suficiente cumplir y hacer cumplir estas 10 simples reglas?

En los países pobres sólo una mínima (casi ninguna) parte de la población sigue estas reglas en su vida diaria. No somos pobres porque a nuestro país le falten riquezas naturales o porque la naturaleza haya sido cruel con nosotros.

Simplemente somos pobres por Nuestra Actitud.
Nos falta carácter para cumplir estas premisas básicas del funcionamiento de la sociedad.
Si UD. ama a su patria y a su familia hágalo circular para que la mayor cantidad de gente posible piense sobre el tema.

Estos valores animarán cada proceso de cambio que impulsemos, cada meta que alcancemos y sobre todo el estilo de vida que llevemos.
Juntos forjaremos un País mejor.
GRACIELA


AERCHI - SUECIA
Box 70256
107 22 Stockholm
Bergsunds Strand 43
T Hornstull
Stockholm
TeleFax: +46 8 668 58 39
e-mail: aerchi-suecia@live.se
www.aerchipro.com
Nr org: 802405-3160
Postgiro: 66 141 - 3