Buscar Noticias

Todas las noticias

2011-11-05 | Derecho a voto

Complejidades prácticas del voto en el extranjero


La aplicación concreta de esta reforma debe evitar que se generen confusiones dañinas para el prestigio y confiabilidad del sistema electoral chileno.

EL EJECUTIVO ha decidido insistir en la reforma constitucional que permite el voto en el extranjero a los chilenos que residen fuera del país. Al mismo tiempo que se considera el tema, es necesario tomar en cuenta que la aplicación práctica de esta reforma requiere de la puesta en marcha de una serie de cambios, si no se quiere correr el riesgo de provocar confusión en los próximos procesos eleccionarios, lo que podría tener consecuencias negativas para la credibilidad del sistema electoral y la estabilidad democrática.

Pese a que la idea de legislar quedó rechazada en el Senado en mayo pasado, lo que impediría que se considere la reforma propuesta antes de un año, el Ejecutivo ha optado por usar la atribución que le confiere la Carta Fundamental de solicitar en los proyectos de su iniciativa a la otra cámara que se pronuncie sobre la aprobación de tal idea, por un quórum que sería de tres quintos. Además, se ha sabido que de continuar adelante la tramitación del proyecto, el gobierno presentaría indicaciones eliminando la exigencia de una vinculación efectiva con el país para tener derecho a sufragar desde el extranjero.

Dicha exigencia, que ha sido planteada con fuerza por sectores de la coalición de gobierno, constituye un condicionamiento mínimo para ejercerlo, por cuanto no resulta explicable que se otorgue sin más el derecho a participar en la definición del destino del país a quienes no serán afectados por el rumbo que éste tome como resultado de las elecciones. Si el gobierno propone eliminar este requisito, nuevamente estará prescindiendo del acuerdo con su base política, forma de actuar que desorienta a sus partidarios y afecta la gobernabilidad.

Abordar esta reforma en paralelo a la discusión legislativa sobre la inscripción automática puede provocar problemas y terminar perjudicando un activo precioso adquirido en más de 20 años de votaciones: la existencia de un sistema electoral que, pese a sus evidentes limitaciones, entrega resultados confiables y a tiempo. La consagración constitucional de la inscripción automática ha encontrado escollos en su materialización, debido a que el Registro Civil -con cuya información debe construirse el padrón- no posee datos precisos del domicilio de todos los no inscritos, lo que impide asignarles un lugar de votación realista.

Proceder con información incierta podría provocar lo que el ministro de la Segpres ha llamado un "Transantiago electoral", con graves consecuencias en la credibilidad del sistema, lo que está obligando a buscar una solución con prontitud.

Tal como ocurre con la inscripción automática, establecer el voto en el extranjero supone resolver diversos problemas prácticos que lo hagan viable. Entre ellos, definir cómo se formarán las mesas de votación y se realizará el escrutinio. En el territorio nacional este crucial trámite lo hacen los ciudadanos y no los funcionarios públicos. Por ello, con el fin de evitar suspicacias y acusaciones de intervención, no cabría que en el extranjero lo llevaran a cabo miembros de los consulados. La puesta en marcha podría tener inconvenientes imprevistos, que si se dieran conjuntamente con los que puedan suceder en las votaciones en el territorio, podrían terminar afectando la confiabilidad del sistema electoral. La prudencia aconseja, entonces, que se distancie -al menos- la vigencia de ambas reformas electorales.

La tercera.com


AERCHI - SUECIA
Box 70256
107 22 Stockholm
Bergsunds Strand 43
T Hornstull
Stockholm
TeleFax: +46 8 668 58 39
e-mail: aerchi-suecia@live.se
www.aerchipro.com
Nr org: 802405-3160
Postgiro: 66 141 - 3